El proyecto comenzó a incubarse después de publicar Prey: Moon Crash.

Redfall fue el colofón con el que se culminó la conferencia de Xbox y Bethesda en el E3 2021. Es el nuevo proyecto de Arkane Austin, estudio que tiene en su haber juegos como Prey o Dishonored. Y se confirma que el estudio lleva varios años embarcado en este shooter cooperativo que pretende revolucionar el género con un enfoque distendido y divertido.

Un usuario de Twitter llamado Bogorad ha indagado en el currículum de uno de los desarrolladores del juego, quien tras haberse desvelado por fin el juego, ha actualizado su perfil laboral, incluyendo que el desarrollo de Redfall comenzó en agosto de 2017, justo cuando se lanzó la expansión Prey: Moon Crush.

Cuando salga a la venta llevaría cerca de 5 años en desarrolloTeniendo en cuenta que su lanzamiento está previsto para 2022, nos iríamos a un desarrollo completo de 5 años, que no está nada mal y muestra la evidencia del cariño que le están poniendo sus creadores para que todo salga bien. Harvey Smith, director de Arkane Austin y máximo responsable de la saga Dishonored, publicó en Twitter su liberación al haber hecho público por fin el proyecto.

A la espera de saber más sobre Redfall, sus responsables dijeron hace poco que quiere ser una propuesta versátil en la que no habrá dos partidas iguales. Todavía no tiene fecha de lanzamiento, pero estará disponible desde su estreno en Xbox Game Pass, servicio que podéis conseguir por un euro los tres primeros meses.

Primer mes de Xbox Game Pass por 1€

Redfall y Arkane Austin.

Selecciona tu moneda