Tras la marcha del reparto de Jodie Turner-Smith por problemas de calendario, Sophia Brown tomará su relevo.

The Witcher: Blood Origin

Si ayer os contamos la incorporación de Michelle Yeoh a The Witcher: Blood Origin, la serie que está preparando Netflix como precuela de la protagonizada por Henry Cavill, ahora sumamos una nueva integrante a la lista. En esta ocasión para sustituir la baja de Jodie Turner-Smith, quien abandonó el proyecto debido a problemas de agenda.

La actriz Sophia Brown será la encargada de dar vida a Élie, una guerrera bendecida con la voz de una diosa que abandona su clan y su puesto como guardiana de la Reina para seguir lo que le pide su corazón como música nómada. “Pero la tranquilidad no le durará demasiado, y un ajuste de cuentas le obligará a volver a tomar el camino de la espada para buscar venganza y redención”. Ese será su rol en la serie.

La historia está basada 1200 años antes de lo que ocurre en The WitcherQuizás os suene por sus papeles en La Bella y la Bestia, la versión del clásico live-action de Disney de 2917. O por The Capture, un filme de acción de 2019. Es la última en sumarse a la nueva experiencia televisiva basada en la obra de Andrzej Sapkowski, cuya historia tiene lugar “1200 años antes de Geralt de Rivia, los mundos de los monstruos, cuando hombres y elfos se fusionan en uno. Y aparece el primer brujo”.

Conoceremos más detalles tanto de Blood Dragon como de la segunda temporada de The Witcher a lo largo de este fin de semana, ya que mañana 9 de julio dará comienzo el evento WitcherCon con un montón de novedades y presentaciones al respecto.

The Witcher: Blood Origin (Netflix) y Netflix.

Selecciona tu moneda